Comprar higos secos

¡Oferta!
¡Oferta!

Frutas Secas

Barra de Pan de Higo

Desde: 2,90 
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Los higos secos más tiernos y dulces que puedas comprar

Estos son los auténticos higos secos que se producen en nuestra tierra. Higos Pajareros que se secan al sol a la manera tradicional.

Increíblemente tiernos, de fina piel y una textura al paladar suculenta y dulce. ¡Nuestros higos secos te van a encantar!.

Nuestros higos secos siempre están a punto

Nos hemos ocupado de que nuestros higos tengan el grado de humedad adecuado —para nada resecos— Pero además, son una fruta totalmente natural, no hay conservantes, ni aditivos "autorizados" y son una de las frutas más naturalmente dulces que tenemos. Estos higos secos se cosechan a mano desde la antigüedad, y una generación tras otra los han sabido apreciar. Por eso, sabemos que a ti también te van a gustar.

Más allá del placer de comer higos secos

Comprar higos secos para comerlos por puro placer, no es mala idea. Pero el aporte nutritivo que te van a ofrecer te recompensará pagando la inversión y sus intereses. Porque:

  • Reducen los niveles de colesterol. Los higos secos son una rica fuente de fenol y de ácidos grasos esenciales, como el Omega-3 y Omega-6. Los cuales, se ha demostrado que reducen el nivel de LDL o colesterol "malo"
  • Tienen más fibra dietética que cualquier otra fruta. Los higos secos proporcionan el 20% del valor diario recomendado de fibra. Lo que es más que en cualquier otra fruta secas o fresca. Los higos son particularmente ricos en pectina, una fibra soluble.
  • Contienen antioxidantes de gran alcance. Los higos son ricos en antioxidantes que protegen nuestras células contra el daño causado por los radicales libres. Por ejemplo, consiguen contrarrestar el estrés oxidativo producido por la fructosa del jarabe de maíz contenida en los refrescos.
  • Y aún más beneficios para la salud. Los higos son especialmente ricos en potasio, calcio y magnesio. Lo que puede ayudar a regular la presión sanguínea, estimular el desarrollo óseo y controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Cómo utilizarlos

Para comerlos de manera diferente, intenta emparejarlos con queso de cabra y cebolla caramelizada. Aunque también, los puedes hornear en panes, panecillos y galletas, o picados en un arroz y servido con carnes.

La forma más fácil de cortar los higos secos es con una tijera de cocina. Pero en cualquier caso, tijera o cuchillo, se pueden poner bajo el agua caliente para evitar que se pongan demasiado pegajosos.

Si vas a utilizar los higos secos en una masa para hornear, es mejor cubrirlos con harina para que sea más fácil trabajar con ellos y no se peguen a tus cacerolas. De todos modos también puedes comprar higos secos enharinados y tendrás el trabajo hecho.