“Un buen vino es como una buena película: dura sólo un momento y te deja en la boca un sabor excitante; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada ocasión.” Federico Fellini