Propiedades de los arándanos secos

propiedades de los arándanos secos

Sí, seamos realistas ¡para qué nos vamos a engañar!: las frutas secas no son precisamente el bocado más sexy que podemos tomar… incluyendo los arándanos secos.

Marchitas, un poco mustias, secas. Aunque famosas por lograr grandes hazañas a base de fibra y combustible energético (sí, te estamos mirando a ti arándano, pasas y compañía) pero lo cierto es que dentro de la escala de la comida saludable no son la referencia del glamour.

Y sin embargo, a pesar de su apariencia, a menudo menos-que-preciosa, para las personas siguen siendo una fuente inagotable de extraordinarias e imprescindibles propiedades en beneficio de nuestra salud. En particular las de los arándanos secos y las de las pasas.

Últimamente los arándanos secos han despertado el interés general de la población, y su consumo va adquiriendo un incremento gradual. Entonces ¿cuáles son las propiedades de los arándanos secos que llaman tanto la atención?

Las propiedades de los arándanos secos que debes conocer

Las frutas son una parte importante dentro de una dieta equilibrada. Sin embargo, a veces, puede resultar difícil o inadecuado llevarlas encima cada día. Pero para eso, los arándanos secos nos proporcionan una opción conveniente y portátil con la que incorporar la fruta fácilmente a nuestra dieta aprovechando, naturalmente, todas sus propiedades antioxidantes y demás efectos en beneficio de nuestra salud. De manera que, a continuación puedes tomar nota de algunas, entre las innumerables propiedades de esta (no necesariamente bella) fruta roja.

Pueden evitar las infecciones del tracto urinario

El alto nivel de proantocianidinas disponibles en el arándano, ayuda a reducir la adhesión de ciertas bacterias a las paredes del tracto urinario lo que, a su vez, actúa combatiendo las infecciones del organismo y previniendo la cistitis.

Protección ante posibles enfermedades cardiovasculares

Las más recientes evidencias científicas sugieren que los polifenoles hallados en los arándanos secos pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Lo que sucede mediante la prevención de la acumulación de plaquetas. Pudiendo además, reducir la presión arterial a través de ciertos mecanismos anti-inflamatorios.

La prevención del cáncer

Las investigaciones actuales han demostrado que entre las propiedades de los arándanos secos se encuentra su potencial efecto antitumoral. Habiéndose demostrado sus resultados positivos contra los cánceres de próstata, hígado, mama, ovario, y cáncer de colon.

Mejoran tu salud dental

No hay dos sin tres, y es que las mismas proantocianidinas del arándano que ayudan a prevenir las infecciones urinarias, también pueden beneficiar a la salud bucal evitando que las bacterias se adhieren a los dientes. De modo, que los arándanos secos también pueden ser beneficiosos para eludir diversas enfermedades de las encías.