Hay Existencias
Desde: 14,85 
Agotado
16,80 


Árboles de guayaba

La guayaba es un árbol de porte bajo, muy ramificado y de copa abierta o compacta. Las ramificaciones se extienden en formación cuadrangular, lo propio en la familia de las Mirtáceas (feijoa, pomarrosa, eucalipto, etc.)

El interés de los árboles de guayaba no solo está en la producción de fruta, también merece la pena destacar su empleo para reforestación en zonas templadas. En este caso, con la misión de fijar suelos erosionados y recuperación de terrenos empòbrecidos.

plantas de guayaba

Clima adecuado para la guayaba

La planta de guayaba está adaptada a lugares de verano cálido e inviernos frescos. De manera que, temperaturas máximas entorno a 32 ºC y media de mínimas sobre 2/3 ºC, resultan un ambiente adecuado para su cultivo. El árbol de guayaba sufre daños severos con temperaturas a partir de -1,5 ºC.

El guayabo es un árbol que soporta bien los periodos de sequía pero, a su vez, también resulta resistente para el caso de inundaciones periódicas. Cualidad esta, que le permite sobrevivir durante las épocas de persistentes lluvias tropicales en su zona de origen.

Suelo apropiado para cultivar árboles de guayaba

La guayaba es una especie nada exigente en cuanto a tipos de suelo para su cultivo. Según se dice, "es capaz de crecer de crecer en sitios donde no lo harían la mayoría de plantas subtropicales".

La planta vegeta bien sobre suelos ligeramente ácidos (pH 5/6), y se adapta sin dificultad a aquellos que van desde acido/arenoso hasta franco/calizo.

La fruta del guayabo

Independientemente del exquisito sabor de la guayaba, cabe destacar la diferencia existente en cuanto a textura, color y sabor de las distintas variedades.

Desde un punto de vista comercial, las exigencias del mercado consideran como mejor fruta, aquellas con diámetro a partir de 10 cm, con forma globosa u ovoide. Se prefiere también, que la pulpa sea blanca, rosa o roja (en función de la variedad).

La calidad de la fruta de las plantas de guayaba, mejora notablemente cuando se la deja madurar en el propio árbol. Los frutos se pueden recolectar en el siguiente estado:

  1. Cuando su color está cambiando de verde a amarillo (madurez fisiológica)
  2. Cuando la piel adquiere una tonalidad amarillo-rosada (madurez de consumo).

En el segundo caso, se ve aumentado el contenido de azúcares y disminuye el número de semillas, se pueden comer a los 4/5 días de su recolección . En el primer caso, la madurez de consumo se puede alargar hasta 18/20 días a temperatura ambiente.

La conservación de la fruta, en frigorífico, se puede extender hasta 15 días.

Plagas de la guayaba

En Europa, las plantas de guayaba no se ve afectada por graves enfermedades o plagas. Lo más común, la mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata) y la cochinilla. Eventuales, aunque nada frecuentes, enfermedades producidas por hongos se combaten fácilmente con fungicidas a base de cobre.

2