¿Qué es el sodio?

El sodio

El sodio mantiene el equilibrio de los líquidos y electrolitos del cuerpo, controla el equilibrio ácido-base, las contracciones musculares, y la transmisión nerviosa.

Requerimientos de sodio

No hay una dosis diaria recomendada de este elemento para la dieta humana. Una cantidad adecuada de sodio para los adultos está entre 250 y 500 mg/ día y el nivel máximo de consumo tolerable (UL), para adultos sanos, es de 2300 mg/ día. Para las personas con hipertensión, e incluso para los  mayores de 50 años, se recomienda un límite máximo de 1500 mg/ día. Para personas mayores de 70 años, no más de 1200 mg / día.

¿Qué ocurre cuando su ingesta es demasiado alta?

El sodioPara personas “sensibles a la sal”, aumenta la presión arterial en proporción directa al aumento de la ingesta de sodio. Alrededor del 60% de los adultos con presión arterial alta son sensibles a la sal. Se considera alta, una presión arterial diastólica por encima de 80 mm Hg (milímetros de mercurio) y sistólica cuando es mayor de 120 mm Hg.

En los países donde la ingesta de sodio es habitualmente baja, hay menos hipertensión, enfermedades cardiovasculares y accidentes de tipo cerebrovascular. El exceso de sodio también puede debilitar los huesos al promover la excreción de calcio.

¿Qué ocurre cuando su ingesta es muy baja?

La deficiencia de sodio es extremadamente rara. Los riñones conservan o liberan sodio según sea necesario para mantener el equilibrio de líquidos. La cantidad de sodio perdida en un día, mediante la orina y el sudor, es igual a la cantidad de sodio que se consume en la dieta.

¿Qué alimentos son altos en sodio?

Los alimentos en su estado natural suelen ser bajos en sodio, sin embargo, la comida rápida y los alimentos procesados son más altos.

Los alimentos procesados suelen ser altos en sodio. Entre ellos, los aperitivos, productos delicatessen, productos de panadería, alimentos enlatados, y alimentos preparados, como aderezos para ensaladas y salsa para espagueti. La sal tiene un 40% de sodio y 60% de cloruro.

Las frutas y verduras tienden a disminuir el exceso de sodio en el organismo, debido a que su mayor contenido en potasio lo neutraliza.