Rabillos de Pasas para la Memoria

rabillos-de-pasas

Rabillos de pasas

Antiguamente, cuando alguien se olvidaba de algo, se le decía: —vas a tener que tomar rabillos de pasas pa la memoria.

Esto parece cosa de abuelitas pero sí, algo realmente cierto. Porque, curiosamente, en la parte que une la pasa con el tallo leñoso del racimo, se da una alta concentración de colina, un alimento especial para el cerebro.

Dicho sea de paso, a estas alturas, el rabito solo lo vas a encotrar ya en las pasas Moscatel que tenemos en Málaga.

Qué son y dónde están los rabillos de pasas

Lo que denominamos rabillos de pasas hace referencia al trozo de fruto que viene a continuación del tallo leñoso que lo une al racimo, y queda alojado dentro de la propia baya.

En las pasas, y en las uvas, hay una pequeña porción de fruto que suele quedar en el racimo cuando las arrancamos. Pues bien, ese pedacito de fruto es lo que llamamos rabillo de pasas. Que por supuesto vas poder aprovechar si compras pasas Moscatel. Al contrario que otras, estas lo traen de serie.

Dónde está el rabillo de las pasas para la memoria

¿Cómo se hace para que los rabillos de pasas queden dentro del fruto?

Muy sencillo, en lugar de tirar del fruto para arrancarlo del racimo lo que hacemos es girarlo, retorciéndolo sobre su tallo. Apenas le hayamos dado media vuelta, habremos cortado esta unión y el rabillo de pasas habrá quedado dentro.

Otras plantas que también nos pueden ayudar con la memoria

En época de exámenes será bueno recordar, aparte de los rabillos de pasas, qué otras panaceas nos pueden ayudar para estar espabilados y sacar buenas notas. Claro, que si no se estudió antes… tampoco nos vamos a acordar de gran cosa.

Las plantas ricas en ácidos grasos, como el linoléico, y en minerales, favorecen un buen rendimiento mental. Los estudiantes, y todos aquellos que tengan que realizar un sobresfuerzo intelectual, pueden beneficiarse de sus propiedades.

Avena

Puede ser ideal para un buen desayuno, pero si no nos gusta, podemos tomar extracto de avena. Con 25 gotitas tres veces al día, tendríamos un aporte eficaz.

Nueces

Eran consideradas por los naturistas antiguos como un excelente alimento del cerebro. Pensaron que como su forma recordaba un cerebro humano, serían buenas para él. De forma empírica supieron lo que más tarde descubrirían los científicos, que eran: ricas en fósforo, ácidos grasos y vitaminas del grupo B.

Sésamo

En Andalucía es conocido como ajonjolí y es rico en calcio. También, según la enciclopedia de las plantas, un complemento nutritivo idóneo para el sistema nervioso.

Ginsen

Tonifica y aumenta la capacidad de concentración y la memoria.

Tomillo

Estimula las facultades intelectuales y la actividad mental. Una infusión, tres veces al día, parece ser suficiente.

Melisa

Es otra planta muy conocida por sus propiedades sedantes. Pero además, estudios recientes sobre ella han demostrado su interacción positiva sobre la capacidad de retención.

Lecitina de soja

Rica en fosfolípidos. Siendo un remedio habitual, desde hace mucho tiempo, para mejorar la memoria.

Salvia

En un artículo reciente de la revista Dietética y Salud, se hace referencia a un estudio realizado en Inglaterra donde se demostró que el consumo de salvia estimulaba la memoria. Por lo visto, esto se debe a que inhibe una enzima llamada acetilcolinesterasa. Dicha enzima descompone la acetilcolina, un mensajero químico implicado en funciones cognitivas como la memoria, el aprendizaje o la concentración.

Referencias

UGR- Universidad de Granada: El consumo de colina, un tipo de vitamina B, mejora la memoria