Qué tipo de programadores de riego existen

A simple vista, podría parecer que cualquier tipo de programador de riego vendrá a hacer (más o menos) lo que uno necesita que haga. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

En esta guía, vamos a repasar las distintas opciones disponibles entre los programadores de riego. Una ayuda que te puede resultar útil para determinar cuál sería adecuado para tu proyecto. Considerando que existen dispositivos desde, muy básicos, hasta equipos de altas prestaciones e instalación bastante compleja.

Para ir directo a lo que buscas, te puede servir de guía este índice de contenidos

Para todo esto, los distintos tipos de programadores de riego que te explico a continuación se pueden ajustar con precisión a lo que estés buscado Ahora, tan solo es hacerte una idea de las posibilidades que ofrecen cada uno de ellos.

Además de lo que encuentras aquí, hay determinadas características en los equipos de riego que te puede interesar entender para elegir un programador adecuado.

Programadores de riego de uso particular para pequeñas superficies

Programadores de riego para grifo:

Estos equipos suelen ser una excelente solución para controlar el riego de macetas, parterres y pequeños jardines. Pueden tener una o dos salidas independientes y resultan adecuados para instalar en el exterior.

Sin embargo, la funcionalidad de estos dispositivos se ajusta a unas prestaciones que van desde, elementales, hasta un nivel intermedio. Después, según sean las condiciones de trabajo e incluso la propia calidad del aparato, su durabilidad también puede ser limitada.

Programador para grifo y riego de jardín

Programadores de riego para válvulas de solenoide

Cuando se trata de dividir el terreno de cultivo en distintas parcelas, este es el tipo de programador adecuado. Puede trabajar con varias electroválvulas accionadas por un solenoide, las que controlan la distribución del agua de manera independiente para cada zona asignada.

En comparación con los controladores de grifo, tienen la ventaja de una vida útil mucho más larga, operan caudales de agua más altos, a mayor presión (si se necesita) y ofrecen mejores prestaciones, incluso, conexión remota y la posibilidad de añadir sensores externos. Normalmente están diseñados para gestionar 1, 2, 4, 6, 8 ó 12 estaciones fijas.

Programadores para riego de jardinería

Programadores de uso particular o residencial para medias y grandes áreas

Programadores de riego modulares para jardinería

Al igual que los dispositivos anteriores del punto 2, trabajan sobre válvulas de solenoide. Si se necesita, permiten incrementar el número de válvulas (zonas de riego) mediante módulos de ampliación. Lo que da mayor flexibilidad y permite un crecimiento progresivo de la instalación en caso necesario.

Además, poseen funcionalidades avanzadas de programación y pueden trabajar con bombas de agua, válvula maestra, diverso tipo de conexiones remotas y sensores externos. Inicialmente, suelen venir dispuestos para operar con 4 u 8 zonas de riego, ampliables a medida que se necesite.

Programadores para electroválvulas de riego

Programadores de riego inteligentes

Son similares a los del apartado anterior. Sin embargo, este tipo de dispositivos de riego utilizan algoritmos de programación, que se adaptan de forma dinámica, para establecer unas condiciones de riego óptimas y totalmente personalizadas. El sistema se autorregula a partir de los datos meteorológicos locales, en tiempo real, junto con una amplia relación de parámetros que previamente se le habrán informado al sistema para cada zona de riego.

De este modo, un programador de riego “inteligente” organiza todo el proceso de manera automatizada y totalmente desasistida. Aun así, el usuario siempre tiene la oportunidad para ajustar cualquier parámetro que considere. Lo que podrá hacer, desde el propio equipo, un teléfono móvil o un ordenador conectado a Internet.

Los programadores de riego inteligente se autorregulan en función del clima local cada cierto espacio de tiempo, los más precisos, cada hora. Así, en base a las condiciones climáticas, tienen en cuenta los factores de temperatura, velocidad del viento, humedad o radiación solar, entre otros.

Además, para cada zona, se le establece el tipo de suelo, la clase de plantas que hay en ella, el tipo de emisores de agua, la pendiente del terreno y más datos con los que componen la gestión totalmente automatizada del riego.
Sistemas de riego inteligente

Equipos para riego agrícola profesional

Programadores de riego agrícola para explotaciones de pequeña y media extensión

Aún si llegar a las prestaciones de los equipos que veremos en el siguiente punto, este tipo de programadores para agricultura ofrecen unas prestaciones de alto nivel, perfectamente adaptadas para fincas hasta tamaño medio.

Trabajan con electroválvulas de solenoide (habitualmente, entre 1 y 12) y existen en las dos versiones de alimentación eléctrica (red o batería). Además, pueden activar una válvula maestra, accionar bombas de agua por estación, inyectar fertilizantes de manera programada e independiente para cada zona de riego, o recibir entrada de sensores, entre otros.

Esta clase de controladores de riego son una solución ventajosa para agricultura porque, se mueven dentro de un precio asequible, son relativamente sencillos de programar, y la instalación no implica grandes dificultades técnicas.

programadores para riego agrícola

Equipos configurables para riego agrícola de grandes superficies

Estos programadores de riego funcionan mediante la configuración in situ de sus conexiones de salida y entrada. Salidas, por ejemplo, para: zonas, bombas de agua, fertilizantes, agitadores, lavado de filtros, etc. Y entradas, tales como: sensores, caudalímetros, contadores, presostatos, manómetros…

Se trata de sistemas complejos con altas prestaciones, para los que se requieren un diseño previo acorde a la instalación de riego que se pretende, realizado por personal especializado para su proyección, cableado y puesta en marcha.

Con respecto a los precios del dispositivo de programación en sí, cabe entenderlos como algo bastante asequible. Sin embargo, la diversidad de equipamiento que admiten, las dimensiones del sistema de riego que controlan y la instalación de todo ello, pueden elevar el presupuesto considerablemente.

Además, ya sea de manera opcional o necesaria (según equipos), puede haber alguna pequeña cuota de suscripción para utilizar el software del sistema, cuando este se encuentra alojado en la nube. Lo que, a su vez, también ofrece unas prestaciones de mayor calado.

Dispositivos configurables para riego agrícola

Qué clase de alimentación eléctrica emplean los programadores de riego

Las opciones de alimentación para estos dispositivos de riego son dos: mediante un enchufe conectado a la red eléctrica o funcionamiento a pilas. La nomenclatura que identifica cada uno de los modos es:

  • AC (corriente alterna), para los programadores que se enchufan directamente a la red.
  • DC (corriente continua), para los programadores de riego que se sirven de pilas o mediante baterías recargadas por paneles solares.
Programadores de riego con alimentación de tipo AC
Los dispositivos accionados por corriente alterna (AC) trabajan a una tensión de 220 V, pasándola seguidamente a un transformador con salida a 24 V. Lo que sirve para el suministro eléctrico de las válvulas de solenoide u otros elementos accionados por el equipo…
Ventajas
  1. El número de zonas de riego (estaciones) puede ser mucho más alto.
  2. Ofrecen mayores posibilidades y funciones de programación avanzadas:
  3. Se pueden expandir añadiendo módulos.
  4. Disponen de entradas para sensores.
  5. Pueden ofrecer conexión Wifi.
  6. Suelen tener registro de informes y envío de alertas.
  7. Las electroválvulas son más económicas.
  8. Mantienen una memoria de programación no volátil.
En contra
  1. Los programadores de riego para instalación en el exterior pueden resultar más caros.
  2. Necesitan una fuente de alimentación continua.
Programadores con alimentación de tipo DC
Los controladores alimentados por corriente continua (DC) funcionan generalmente con pilas de 9 V, aunque también puede ser con batería recargada mediante paneles solares.
Son una excelente opción, y un tipo de programador plenamente confiable donde no haya energía disponible mediante red eléctrica. o, simplemente, se prefiere esta opción. En algunos equipos, se ofrece la posibilidad de comunicación vía Bluetooth, lo que permite programar el controlador de forma remota.
Ventajas
  1. Programadores de riego adecuados para áreas remotas o a falta de suministro eléctrico.
  2. En el caso de los programadores DC para grifo, son simples de operar y su puesta en marcha resulta inmediata.
  3. No hay costes de funcionamiento, salvo el de las pilas de 9 V.
  4. Los programadores de tipo DC, para válvulas de solenoide, son tan confiables como los de tipo AC.
En contra
  1. El número de zonas o estaciones siempre será más limitado que para los de tipo AC.
  2. Los programadores de tipo DC para grifo, tienen una vida útil más limitada.
  3. Conviene comprobar que el aparato avisa sobre el estado de la batería. De lo contrario, podría para el sistema de riego sin más.
  4. Las válvulas de solenoide que necesitan (de tipo Latch), son más caras que las de 24 V.