Injerto de mango. Todo lo que necesitas saber

Injerto de mango

Cómo se hace el injerto de mango

Injertar un mango es fácil, y tú, lo puedes hacer. Para ello, solo necesitas unas pequeñas herramientas, cinta de injerto, una púa de la variedad que te guste y tu planta de mango para injertar. La que debería tener en ese momento entre 7 y 8 meses.

Después, o incluso antes de ponerte con la tarea, te recomiendo que mires cuáles son los aspectos fundamentales para establecer el cultivo de mango.

Lista de comprobación para hacer el injerto

Ahora, y para tener un éxito asegurado en esta operación, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones imprescindibles. Lo que puedes ver en esta lista de comprobación para el injerto de mango.

  • La mejor época para realizar el injerto del mango va desde el verano hasta comienzos de otoño.

    Además, en los climas subtropicales como el nuestro, el invierno no es un periodo adecuado ya que las púas de injerto pueden emitir inflorescencias en lugar de brotes vegetativos.

  • Qué altura deben tener las plantas de mango a injertar

    La altura adecuada del portainjerto, para colocar la púa en su extremo superior, debería ser entre 40 y 50 cm. Con un diámetro, en la parte central, en torno a 10 mm.

  • Las púas de injerto se deben usar lo antes posible

    No obstante, también se pueden guardar en bolsas de polietileno y poner en la nevera, hasta 1 semana. Envueltas en “Parafilm” pueden aguantar una semana más.

  • Las púas se deben obtener de brotes terminales

    A ser posible, de árboles de mango maduros y con la yema terminal abultada. Esto es, justo antes de que comience un nuevo flujo de crecimiento.

  • La púa para injertar debe ser de un diámetro igual o ligeramente inferior al del patrón

    Después, se debe procurar que coincida, al menos, una de las dos líneas que se pueden ver entre la corteza y la madera (cambium) de la púa y el portainjerto.

  • El injerto de mango se termina atando púa y patrón firmemente con la cinta

    Es recomendable comenzar desde la base de injerto, procurando mantener correctamente alineados los bordes de los cortes.

  • Elimina los brotes posteriores que salgan del patrón

    Esta tarea se debe realizar periódicamente, conforme vayan apareciendo nuevos tallos en el tronco de portainjerto.

  • Acuérdate de eliminar la cinta de injerto

    Una vez que haya agarrado el implante y afloren los brotes, se debe quitar la cinta de unión. Esto evitará un posible estrangulamiento en la planta. No obstante, no tengas prisa en hacerlo. Espera a que los brotes de la púa estén un poco desarrollados.

  • Las plantas de mango injertadas se deben mantener bajo una temperatura adecuada

    Esto es, entre 21 y 27 ºC. También, conviene que la humedad ambiental sea elevada. Por otra parte, para los injertos de mango realizados directamente en el campo, las púas se deben proteger para que no reciban una insolación excesiva. Lo que se suele hacer cubriéndolas con una bolsa de papel, plástico u otro material adecuado.



El injerto de mango visto en la práctica real

Una vez que has tomado buena nota de todo lo anterior, ya estás preparada para realizar un injerto de mango, solo te queda verlo en la práctica. Para eso, mira este vídeo donde se realiza la operación de una manera limpia, rápida y profesional. ¡Acertarás a la primera!

Como siguiente recurso, por si no terminas de dar con la solución, todavía podrías hacerte con algunas árboles de mango ya injertados en distintas variedades. Te servirán para dos cosas: primero, para ganar tiempo; segundo, como proveedores de púas para injertar.

También, si quieres empezar desde cero, podrías plantar tu propio hueso de mango con una semilla apropiada como Gomera-1 o Gomera-3.

Qué detalles debes observar en el vídeo de injerto de mango

Cuando tengas en marcha la reproducción del vídeo, párala donde convenga para observar detenidamente los siguientes puntos:

  • Mira el tamaño de las púas y cómo se ven las yemas en su extremo superior.
  • Fíjate cómo el corte del biselado de la púa es limpio, recto y realizado en una pasada, sin escalones.
  • Observa cómo se igualan el biselado de la púa y el corte en el patrón.
  • Comprueba cómo son similares los diámetros de púa y portainjerto y cómo se encaran y ajustan el uno con el otro.
  • Finalmente, observa la fuerte tensión de la cinta de injerto, en qué posición comienza y dónde acaba.

Injerto de una planta de mango (con método de hendidura)

YouTube video