Cómo preparar guacamole y no perderse en el intento

Cómo preparar guacamoleNosotros tratamos de no liarnos pensando en cómo preparar guacamole, ya que somos conscientes de la importancia que tiene esta sencilla salsa de aguacate. Por eso, ninguna fiesta a la que vayamos, o que celebremos, realmente vale la pena si no hay guacamole. —Y si es posible, mucho—. Pero, sinceramente, es además la única razón por la que alguna vez pensamos en los nachos (tortilla chip).

El guacamole es uno de esos alimentos que hace feliz a la gente, así que es importante conseguir hacer bien las cosas. Nosostros, hemos hecho un montón de recetas, y hemos probado aún más de las que podemos recordar, en busca del guacamole perfecto.

Con toda esta salsa de aguacate que hemos consumido, hemos llegado hasta los cimientos de cómo preparar guacamole perfecto. —Y también, de los errores simples que comete la gente—. Lo que pueden arruinar este magnífico alimento. Así pues, no quedes como la persona responsable de la destrucción de un buen plato como este. Sigue leyendo para saber qué no se debe hacer cuando prepares el siguiente lote de guacamole (lo que esperamos sea dentro de un par de horas).

No utilices malos Aguacates

cómo preparar guacamole sin equivocarseMira, no puedes hacer un buen guacamole sin buenos aguacates. Simplemente, no es posible. Solo haz guacamole si tienes una fruta de calidad y perfectamente madura, no te molestes con todo lo demás. Para ello, puedes mirar las imágenes en este artículo y aprender a elegir los mejores aguacates. Un consejo que te servirá para toda la vida.

Emplea la variedad de aguacate correcta

Se pueden utilizar diferentes variedades de aguacate para hacer guacamole, pero no todas son igual de apropiadas. Lo más recomendable sería decidirse por alguna de estas tres: En primer lugar, la variedad Bacon, perfecta para este menester por su suavidad y ligereza. Después, nos decantamos por la variedad Fuerte, también muy sutil y con su punto de sabor a nuez. Finalmente, si no queda más remedio, utilizamos Hass. Este último no es que vaya mal, pero preferimos los dos anteriores. —Cuestión de gustos—.

No te olvides del ácido

El guacamole necesita lima o limón
Ya sea limón o lima, asegúrate de añadir un poco a tu guacamole. Añadir una mezcla de ambos es también una buena idea.

No omitas el picante en tu guacamole

Picates o jalapeños para preparar guacamole
Incluso si no te van los alimentos picantes, añadiendo un poco de chile fresco le estarás aportando su peculiar sabor. Por supuesto, si te gusta la comida picante, no dudes en agregar libremente jalapeños o chiles serranos.

No escatimes en hierbas frescas

el guacamole siempre lleva cilantro
Aquellos que aborrecen el cilantro, deben alejarse todo lo posible del guacamole. Porque, simplemente, no es guacamole si no tiene cilantro fresco picado. Por supuesto, la adición de cebollino o cebolletas imparte también un agradable sabor.

Para preparar guacamole, no seas tímido con el condimento

las sal ingrediente para el guacamole
La mayoría de nosotros hemos aprendido a usar la sal con moderación cuando se cocina, pero cuando se trata de guacamole no hay que pensar ni siquiera en ello.

Esta fruta, altamente grasa, exige una buena cantidad de condimento. Poco a poco ve agregando más sal de lo que haces habitualmente, probando a medida que avanzas. Verás la gran diferencia que hace un poco de sal extra en el resultado perfecto de cómo preparar guacamole.

El guacamole, no lo tritures en exceso

Cómo preparar guacamole
Sí, aunque hay algunas personas que piensan que el guacamole debe ser fácilmente untable, esto no es precisamente lo más adecuado.

El mejor guacamole debe tener un poco de textura. Sencillamente tendrá más sabor. Mezcla el guacamole solo hasta combinar los sabores de los ingredientes, dejando pequeños trocitos. Así, verás que esto significa una diferencia importante.

No dejes que se vuelva marrón

Aunque solo sea porque es sencillamente asqueroso. Una vez que hagas guacamole, es solo una cuestión de horas que se oxide por la exposición al aire y se ponga de color marrón. Lo que resulta poco apetitoso.
cómo conservar el aguacate y el guacamole
Naturalmente, es posible quitar esa capa que se ha vuelto oscura, pero también es posible, y más práctico, detener el proceso de oxidación. Si no vas a servir el guacamole de inmediato, debes saber que hay un montón de trucos para evitar que cambie de color. Algunos más efectivos que otros.

A nosotros, nos gusta el truco del agua. Se pone en un tarro de cierre hermético, con aproximadamente un centímetro de agua tibia sobre su superficie, y a continuación se almacena en el frigorífico. Esto evitará que el aire actúe sobre el guacamole, produciendo su oxidación. Cuando lo vayas a servir, simplemente vierte el agua, y vuelve a mezclar suavemente con la poca humedad restante que ha quedado.

Para saber más

En esta otra página puedes aprender más acerca de las cualidades, beneficios y otras vicisitudes del aguacate.