Identificación de la deficiencia de nutrientes en aguacate

El hecho de que un árbol de aguacate parezca poco saludable, no tiene por qué deberse a alguna enfermedad. También, puede ser el resultado de falta de nutrientes con los que alimentarse. No obstante, el exceso en la aplicación de fertilizantes puede acabar provocando el mismo resultado.

La deficiencia de nutrientes en aguacate se manifiesta a menudo como decoloración o distorsión del follaje. El gráfico que tienes a continuación te puede ayudar a determinar ciertas carencias en el abonado de tus árboles de aguacate. No obstante, y desafortunadamente, muchos de estos problemas presentan síntomas y apariencia similares. Incluso, también pueden ser el fruto de una combinación de inconvenientes que se van sumando.

Deficiencia de nutrientes en aguacate

Qué debes hacer antes de empezar a identificar la escasez de nutrientes

Primero, asegúrate de descartar cuestiones preliminares y obvias, porque suelen ser el problema común y juegan al despiste. En particular, cuando se tarta de plantas jóvenes entre 1 y 2 años. Para esto:

  1. Saca conclusiones sólo cuando exista una proporción representativa de hojas afectadas en el árbol, o en un grupo de plantas dentro de tu cultivo. Hojas aisladas, pueden ser una irregularidad puntual; y árboles aislados (dentro de una explotación), pueden tener daños particulares debidos a otras causas.
  2. Después, verifica si hay señales de insectos o posibles enfermedades.
  3. La decoloración del follaje y los síntomas de atrofia en la planta de aguacate, también pueden ser causa de un suelo demasiado húmedo y con un drenaje deficiente. Del mismo modo, un suelo demasiado compacto y/o la falta de riego, provocarán un similar aspecto, e impedirán el normal crecimiento de las raíces.
  4. El frío o el calor extremos ralentizarán el desarrollo de los árboles y queman parcial o totalmente sus hojas. Además, afectarán a la floración y el cuajado del fruto.
  5. Demasiado fertilizante puede provocar daños por acumulación de sales. El aguacate puede verse con aspecto marchito, aun cuando el suelo pueda tener un grado de humedad correcto. Piensa que un exceso de cariño, a la hora de aplicar abono, también puede matar tus plantas. Más, si son árboles jóvenes.
  6. Por último, y no menos importante, la acumulación de cloruros (mayor a 120-150 ppm de Cl) en el agua de riego, e incluso el empleo de agua potable con alta concentración de cloro (por ejemplo, procedente de las redes de abastecimiento municipal), conllevan una rápida caída de hojas y el progresivo debilitamiento del árbol de aguacate hasta su fin.
  7. También (se me olvidaba…), la época adecuada para observar las posibles deficiencias de nutrientes en aguacate, suele ser entre primavera y verano.

Síntomas de la deficiencia de nutrientes en aguacate

Macronutrientes

Nitrógeno (N)

Las hojas más viejas, generalmente en la parte inferior de la planta, se pondrán amarillas. El follaje restante suele ser de un color verde más claro. Los tallos de la hoja también pueden amarillear y hacerse más delgados. El crecimiento del árbol se ralentiza.

Por otra parte, el empleo excesivo de abonos nitrogenados y/o con alto contenido de determinadas formas de nitrógeno soluble en agua, resultan antieconómicas para el agricultor. Siendo, además, altamente perjudiciales para el medioambiente. Lo que se genera a consecuencia de la lixiviación de nitratos y conlleva la contaminación de aguas subterráneas.

Fósforo (P)

Las hojas nuevas pueden adquirir un tinte entre púrpura y marrón rojizo. Las puntas se suelen ver quemadas y las hojas más viejas se vuelven casi negras. Como consecuencia, se reduce el crecimiento vegetativo.

La absorción de fósforo en la planta disminuye a consecuencia de las baja temperatura del suelo, o debido a una aireación deficiente del mismo. Por otra parte, la humedad excesiva del terreno o su compactación, reducen el suministro de oxígeno del suelo, lo que disminuye a su vez la capacidad de las raíces de la planta para absorber el fósforo.

Este elemento tiene una alta dependencia del nivel de pH en el suelo de cultivo. y puede resultar deficitario cuando está fuera del rango pH 6-7.

La aplicación en exceso de fóforo puede provocar deficiencias de zinc y, como aclaración, las dosis elevadas de abonos fosfatados tienen una incidencia nula sobre una mayor producción de fruta.

Potasio (K)

Las hojas nuevas aparecen amarillentas en puntas y bordes, las más viejas pueden verse quemadas en el mismo sitio y/o marchitas. Se desarrolla clorosis intravenosa (coloración amarillenta entre las venas de las hojas).

El potasio es absorbido rápida y fácilmente por la planta, por lo que un fertilizante rico en potasio solucionará el problema. Los resultados se hacen visibles en un breve espacio de tiempo.

Un exceso de sodio en la zona de influencia de las raíces (suelos salinos), ralentiza la absoción de potasio. En la misma línea, demasiado potasio causará daños por acumulación de sal, deficiencias de calcio y magnesio y acidificación en el entorno de las raíces.

Magnesio (Mg)

Crecimiento lento, las hojas se vuelven de color amarillo pálido (clorosis intravenosa), a veces solo en los bordes exteriores. Suele comenzar en hojas nuevas, donde el crecimiento puede ser amarillento con manchas oscuras. Después, continúa con las hojas maduras.

Calcio (Ca)

Las hojas nuevas se quedan pequeñas y aparecen deformadas. La punta de los nuevos tallos se puede secar. Tanto la deficiencia como el exceso de calcio pueden interferir en la absorción de otros nutrientes. Los síntomas ante la falta de calcio son similares a los que genera Phytophthora cinnamomi. En ambos casos, se provoca el colapso del sistema de raíces.

Si bien los árboles que muestran deficiencia de calcio todavía pueden regenerar las raíces con cierta facilidad, aquellas otras plantas de aguacate afectadas por Phytophthora, lo tienen más difícil, aunque no imposible.

Micronutrientes

Boro (B)

La deficiencia de boro se muestra con los márgenes de la hoja quemados y su desprendimiento temprano. La productividad de los árboles decae y los frutos crecen pequeños y deformes. Solo suele afectar a árboles adultos.

Hierro (Fe)

Las señales de deficiencia de hierro en aguacate (clorosis férrica) son un problema común en las distintas regiones donde se cultiva esta especie. Su efecto se determina por un color amarillento entre las venas de las hojas de primavera, con franjas más oscuras a lo largo de los nervios. Continúa con las hojas nuevas del verano, que se vuelven más pequeñas, delicadas y con tono amarillo pálido o casi blanco.

En casos extremos, el fruto y las hojas más maduras también se ven afectados por un color verde más claro.

Zinc (Zn)

El zinc es uno de los elementos característicos en la nutrición del aguacate. Los suelos ácidos y los de tipo calcáreo son especialmente propensos a generar esta carencia.

Los efectos se aprecian por una reducción del tamaño de la hoja, con zonas amarillentas y/o necróticas entre los nervios. Los frutos adquieren forma esférica y son pequeños.

La principal diferencia entre la clorosis por deficiencia de zinc y la de hierro (clorosis férrica), se aprecia porque la de zinc comienza en las hojas inferiores de la rama, mientras que la clorosis por falta de hierro, manganeso o molibdeno comienza en las hojas del extremo superior.

Manganeso (Mn)

La deficiencia de manganeso se hace particularmente evidente en la primavera, después de un invierno frío. Los síntomas de carencia de Mn se pueden ver enmascarados debido a insuficiencias graves de zinc (Zn) o de hierro (Fe).

El aspecto de la hoja, debido a la falta de manganeso, se manifiesta de manera similar al de zinc y el de magnesio, con muestras de clorosis entre sus venas, e incluso, con posibles agujeros de forma alargada.

La deficiencia de manganeso puede reducir considerablemente el volumen de la cosecha, degradando también el color de la fruta. Esto es, volviéndola más pequeña, delicada y con una cáscara de color pálido